Santiago Trancón – Individuo contra grupo, y viceversa

En cuanto uno se pone a pensar sobre lo que sea, se topa enseguida con esa contradicción básica: individuo contra grupo, grupo contra individuo. Como es ineludible, uno concluye que el problema no es la incompatibilidad de esos dos polos, sino su necesaria armonización y equilibrio. Un individuo sin el grupo, perece; un grupo sin individuos, acaba desapareciendo igualmente. El individuo puede matar al grupo, del mismo modo que el grupo al individuo. Así que nada más importante que desarrollar la propia individualidad al mismo tiempo que uno aprende a integrarse en la sociedad y en alguno de los muchos grupos que la componen (desde la familia y el trabajo, a los amigos o el partido político con el que se identifica).

La sociedad moderna ha ampliado el espacio de la individualidad, permitiendo al sujeto tomar una mayor conciencia de sus posibilidades personales, invitándole a desarrollarlas por encima de presiones sociales o de grupo. Históricamente, esta ampliación de los ámbitos de libertad individual ha producido, sin embargo, un efecto de retracción, de miedo y repliegue en la protección del grupo, como estamos viendo en el resurgir de los nacionalismos. La contradicción básica se agudiza y entonces descubrimos que quizás el motor de la historia no sea, como dijo Marx, la lucha de clases, sino el conflicto entre individuo y grupo. Intentaré explicarme.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – “La persistencia” de Puigdemont… contra las víctimas

El último vómito del presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, ha caído sobre la tumba de las víctimas del terrorismo. No lo recordaré, afortunadamente vivimos nuevos tiempos, donde los exabruptos tienen réplica.

Se le ha achacado a este golpista a jornada completa que comparó el triunfo de la lucha contra ETA con la persistencia del “pueblo catalán” por lograr la independencia.

En su patológica obsesión por ver en cada gesto y gesta democráticos el modelo estético para vender, ocultar y adornar sus agresiones al Estado de Derecho, no reparó en la posible deducción. Dudo que la hiciera a propósito; más bien le falló el inconsciente en su obsesión por reducir todo al procés, sin reparar en los sentimientos de las víctimas. Es aquí donde está el problema, en la falta de empatía con las víctimas. Como le faltó a buena parte del catalanismo político siempre. Estaban en otra cosa. La lucha de ETA por Euskalerria era su aspiración inconfesable. Y es que cuando se comparten fines, se comprenden medios. O al menos se ignoran. La prueba más evidente fueron los 40.000 votos nacionalistas catalanes de ERC coaligada con Herri Batasuna en las elecciones europeas de 1977 que precedieron al atentado de Hipercor, como lo fueron los años de silencio sin mover un dedo para apoyar a las víctimas en las manifestaciones que transcurrieron entre la indiferencia de la mayoría de la sociedad catalana.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – La Plurinecedad del nuevo PSOE

Ayer escribí en mi Facebook: “No existe una manzana de manzanas, pero sí parece que exista un melón de melones: el nuevo PSOE”. El esperpento nacional ya no cabe en los espejos del Callejón del Gato. El neo PSOE-Podemos ha roto los cristales a martillazos: mejor no tener que mirarse y analizar si la figura grotesca que aparece en ellos es cóncava o convexa. Acoso y derribo de la razón, la palabra, el pensamiento, el lenguaje como instrumento para entendernos, ayudarnos, apoyarnos e intentar mejorar la vida en común, el bien común, la verdad común.

Es tal la plurimelonada mental que ha mostrado el 39 Congreso del PSOE, tan abrumadora su indigencia intelectual y política, que uno entiende la ira de los profetas, los negros vaticinios del ciego Tiresias y el abatimiento de los prudentes. Todo ha sucedido tan rápido como una pesadilla, tan deprimente como una reunión de payasos, tan extravagante como un baile de pingüinos. Han triunfado los más necios, mientras los que todavía guardan alguna idea sensata en su cerebro salían por la puerta de atrás con tanta incertidumbre como cobardía.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – El macho alfa se retrata ante Rivera

Venía ya mermado de Mariano Rajoy, más por deméritos propios, que por virtudes del gallego. Y se encontró con Rivera. En mala hora. Se le veía en el escaño incómodo con una sonrisa forzada en un intento de encajar el retrato despiadado que le estaba dejando reducido a sus vergüenzas. Ahí, rojo de ira contenida y sonrisa forzada parecía un guiñol de sí mismo. Albert Rivera le acababa de noquear con tres pinceladas trazadas con guante blanco: su incapacidad para construir algo, la ignorancia del trabajo parlamentario en curso, o su nula predisposición para defender la nación de todos. Y un reproche hiriente: el señor Iglesias solo sabe destruir, criticar a los demás, pero es incapaz de dar una sola medida para acabar con el paro.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Víctor Hugo – Nueva política (aquí y acullá)

Mis ojos vieron como el primer problema de la ética universal, esto es, el tomar asiento abriendo ligeramente las piernas, se convertía en agitación y propaganda, quizás para que ellos y ellas se agiten y se propaguen…pues “sí, se pueden” tejer (e)mociones de censura para ese “desierto que crece”, para la vanidad, para asaltar la gloria y el narcisismo de los focos. Mis ojos también vieron sentencias constitucionales -a “toro pasado”- que reconocen que la amnistía fiscal del actual partido de gobierno de la nación avaló el fraude fiscal, el partido más votado gracias a la inexistencia de un centro izquierda moderado, constitucional, generoso, libre. También vieron enroscarse y girar a partidos que solían hablar del concepto de ciudadanía, usando el eufemismo de la “estrategia” para no afrontar el término de “traición” para con su “ala más socialdemócrata”… claro, se ve que ahora el “nombre no hace la cosa” en los animales simbólicos, racionales, lógico-lingüísticos y políticos; sigamos así, reclamando la importancia del lenguaje, la verdad, el bien, la belleza, las formas… y las (im)posturas. Vieron, mis ojos, ganar al perdedor histórico en un partido histórico que empieza por la sigla Pe y acaba en la sigla eSe, vía discursos históricos y argumentos históricos, porque la derecha es el mal radical y la izquierda el bien absoluto, porque eso es una gran idea y hay siempre dos legalidades enfrentadas en un mismo partido. Vieron presupuestos generales del estado de luces cortas, que blindan la desigualdad entre “libres e iguales”, que consagra un modelo fiscal insólito e injusto, imposible de homologar con la modernidad europea, en la línea de los (desa)fueros nacionalistas del “conflicto” vasco.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – Empresarios trabajadores

El paradigma marxista de la lucha de clases sustituyó al enfrentamiento entre pobres y ricos, un fenómeno tan antiguo como la aparición del sedentarismo y la agricultura. Hoy vuelve esa vieja distinción entre ricos y pobres, aunque adquiere nuevos nombres: casta/gente, élites/pueblo, los de arriba/los de abajo. Por su evidencia y utilidad, resulta muy difícil ignorarla, adopte el nombre que adopte. Cosa muy distinta es definir la línea de separación, establecer un criterio objetivo que no nos lleve a groseras simplificaciones.

La izquierda, que organiza todo su discurso a partir de esa distinción, se encuentra en la práctica con muchas dificultades para ser coherente y transmitir un mensaje claro. A mi modo de ver, esta es una de las causas del desmoronamiento y desprestigio de la socialdemocracia y el progresismo (no van a salvarse por más que se les insufle el, también agotado, término ‘liberal’ –socioliberal, progresismo liberal…–). Lo que la izquierda necesita es un nuevo paradigma, un marco o esquema mental distinto que asuma e integre la tradicional división entre pobres y ricos, sin negarla, pero transformándola en una idea más objetiva y positiva.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Entrevista a Antonio Robles, portavoz del nuevo partido Centro Izquierda Nacional (CINC) – elCatalán.es

Antonio Robles es albañil, periodista, profesor, escritor y uno de los pioneros de la lucha contra la exclusión cultural y lingüística en Cataluña. Fue el primer secretario general de C´s y uno de los tres primeros diputados en el Parlament rompiendo el muro de silencio de los secesionistas. Autor del tratado “Historia de la Resistencia al Nacionalismo en Cataluña” y actualmente, portavoz de Centro Izquierda Nacional (CINC).

Lea la entrevista completa haciendo click aquí

Ernesto Ladrón de Guevara – Guerra planficada contra el español

Cuando un mismo fenómeno coincide en el tiempo y se produce de similar forma no es casual, sino que sigue una pauta con un objetivo.

Vamos a ir viendo cosas que han venido sucediendo en fechas inmediatamente precedentes a la redacción de este artículo.

En Baleares, debido a la presión jurídica y de ciudadanos que exigen sus derechos constitucionales, han hecho la pamema de abrir la posibilidad de hacer el examen de selectividad en castellano, que es la lengua abrumadoramente mayoritaria entre la ciudadanía autoctona. Pero no ha sido una realidad exenta de dificultades. Si un alumno deseaba realizar la prueba en español tenía que pedirlo, y justo había tres fotocopias en cada aula; y los exámenes repartidos estaban todos en catalán.  Es decir, el cumplimiento de la normativa se ha producido de mala manera y poniendo trabas, de tal guisa que el mero hecho de solicitar el examen, haciendo un ejercicio de defensa de los propios derechos, es casi un hecho heroico y pocos alumnos se han atrevido a hacerlo. Y luego dirán –ya lo sabemos en otras comunidades- que todo el mundo solicita el catalán y que es una realidad el apoyo existente.

En Valencia, padres y profesores se han tenido que organizar para vigilar el cumplimiento de sendas sentencias (hasta tres) que anulan el decreto de plurilingüismo de Marzá, que consiste no en favorecer las lenguas sino en erradicar el castellano de las aulas.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Pablo Gómez-Juárez – Censura hasta en el fútbol

Nos encontramos en el momento más inquietante y triste de las relaciones entre Cataluña y el resto de España desde que se inició nuestra actual democracia. Cuando hablo de Cataluña y España, me refiero a sus dirigentes, a sus mandos políticos, no a sus conciudadanos. Me gusta aclarar esto porque existe un problema grave relacionado con el tratamiento que los medios de comunicación –especialmente los de Madrid– otorgan a la cuestión del proceso soberanista catalán. Suelen utilizar una terminología errónea y dañina que termina por englobar a todo el pueblo de Cataluña en las fauces mentales de ese cínico personaje llamado Carles Puigdemont.

Que nadie olvide que en Cataluña existen muchísimos catalanes que se sienten tan españoles como catalanes, que aman a Cataluña y a España a partes iguales. De lo contrario, en el Parlament no existirían los partidos constitucionalistas, ni se verían banderas de España colgadas de los balcones junto a las ‘esteladas’ (yo vi varias rojigualdas en mi visita del pasado fin de semana a la capital catalana), ni tampoco en las provincias de Barcelona y Tarragona –especialmente en ambas capitales– se estaría hablando de forma mayoritaria el castellano como sucede a día de hoy, pese a quien le pese.

No. La Cataluña real no es la que pintan Puigdemont y Junqueras. “Nacionalistas catalanes” no significa lo mismo que “catalanes” (a secas). No debemos caer en errores terminológicos desde otras zonas de la península porque estaríamos haciendo mucho daño a todos esos catalanes que nos quieren (como nosotros a ellos) y que quieren seguir en España.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Andrés Parra – Una adventicia democracia

En los tratados de Histología y Anatomía se describe a las membranas adventicias como tejidos de soporte que mantienen la localización de órganos tan importantes como el intestino, el corazón o el cerebro. Desde luego, las funciones de estas tres vísceras claves se haya comprometida cuando se desarrollan procesos patológicos en sus respectivas adventicias, el peritoneo, el pericardio y las meninges.

De manera similar a nuestra organización biológica las comunidades humanas estructuran social y políticamente sus funciones a través de órganos que en las sociedades democráticas se recubren de membranas adventicias que soportan y mantienen la localización de las tres vísceras claves de la calidad humanitaria: el instinto materializado en las tripas, el sentimiento que brota del corazón y la razón que emana del cerebro.

La política ha de tener muy en cuenta estas tres vísceras dimanantes que, a la postre, son por las que se mueven los humanos y, sobre todo, los humanos ciudadanos. Cuando las cosas no van bien y se inician procesos patológicos en estos órganos son las membranas adventicias fuente muy estimable de información. Últimamente, y hace ya bastante últimamente, las cosas no van demasiado bien en nuestros órganos políticos primordiales dimanantes de lo que consideramos salud democrática. No es un misterio la casuística pero se aparece como terriblemente compleja contribuyendo a enturbiar nuestro juicio y diagnóstico de las profilaxis a seguir para curar el enfermo cuerpo social y político español.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Ernesto Ladrón de Guevara – Ingeniería social y totalitarismo blando

El término totalitarismo blando ha sido acuñado por Iñaki Ezkerra en su magnífico libro, necesario para entender las convulsiones presentes en el mundo, “Los totalitarismos blandos, Podemos, nacionalistas y otros enemigos de la democracia”   En él acierta con el diagnóstico, y también con el tratamiento. Gonzalo Fernández de la Mora hace tres décadas ya anunció esta crisis sistémica en el orden político con “El crepúsculo de las ideologías”. De ahí vienen todos los males, pues a la renuncia al pensamiento, a la filosofía política, se añade el vacío intelectual en la clase política, y por tanto la ausencia de rumbo, de horizontes y de objetivos que vayan más allá al de “qué hay de lo mío”.

Las ideologías permiten elaborar proyectos de futuro, diseñar nuevos órdenes políticos y sociales, establecer el orden de prioridades que se derivan de una taxonomía axiológica, en definitiva, qué modelo de mundo, de humanidad, queremos en un contexto de fuerte convulsión sociológica, de principios y valores. Y para ello se requiere plantearse qué papel ha de desempeñar cada hombre y cada mujer en el mundo, cuál ha de ser la interrelación de cada individuo con la naturaleza, qué principios han de guiar el orden jurídico, cuáles son los atributos que han de adornar la dignidad humana; es decir, la cultura antropológica que ha de primar, los principios en el orden filosófico que han de dar la trama a nuestra organización política y social. Demasiado pedir para quienes solamente ven el lado práctico de las cosas inmediatas y el poder como herramienta para someter a los que piensan de forma diferente.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – Dignificar la política

La política. Nadie habla bien de ella. Es una actividad tan despreciada como despreciable. Hecha (y henchida) de mentiras, engaños, traiciones, ambiciones infames. Compendio de todo lo ruin, abyecto, depravado y aborrecible. Así nos la hacen ver y sentir la mayoría de los políticos. Dan pruebas de ello cada día. Sin embargo, ¡oh paradoja!, los necesitamos, los apoyamos, los votamos. Algunos, incluso, los admiran y envidian. Lo más llamativo es ver a políticos hablar mal de la política y los políticos. Escuchen a algunos dirigentes de Podemos. Dan por supuesto que ellos no son políticos porque son distintos. No pertenecen a esa casta de malditos bastardos.

Recuerdo aquello de Franco: “Haga como yo, no se meta en política”. Trump también ha dicho que él no era político ni aspiraba a serlo. “La política es sucia”, ha sentenciado. Cuando se exhibe tan descarada muestra de cinismo lo que queda en entredicho no es la naturaleza de la política, sino la democracia. Lo que estorba no es la política, sino la política democrática, el control democrático de la política. ¿Pero es inevitablemente inmunda y perversa la política?

Aclaremos el concepto. En sentido estricto, política es todo lo que hacen los políticos: establecen leyes, toman acuerdos, ejecutan decisiones, controlan su cumplimiento. En una democracia, todo esto se lleva a cabo por delegación, mediante partidos, votaciones y elecciones. El objetivo es ordenar y controlar la vida en común, las relaciones sociales y la distribución de bienes y servicios. Algo imprescindible para que una sociedad funcione.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – La democracia del 50%

El mayor error de la Transición fue suponer que con cambiar las estructuras políticas generales (partidos, elecciones, Parlamento…) y redactar una Constitución, ya teníamos un sistema democrático. Nadie se preocupó por construir un sólido entramado de instituciones democráticas, imprescindible para el buen funcionamiento de un Estado democrático. Tampoco se pensó en la necesidad de llevar a cabo una labor general de educación política y democrática. El resultado ha sido que, desde el inicio, nuestra democracia ha funcionado mal y, con el paso del tiempo, sus carencias y anomalías han ido en aumento.

Nadie quiso reflexionar sobre un principio básico: que no hay democracia sin demócratas. Y que nadie nace demócrata. A la muerte de Franco podría haber muchos antifranquistas, pero había muy pocos demócratas. Con el tiempo se vio que el problema no era la pervivencia de franquistas antidemócratas, ni siquiera el llamado “franquismo sociológico” (destinado a desaparecer), sino la escasez de demócratas convencidos. Hoy el problema incluso se ha agudizado. La degradación, deterioro y debilitamiento de la democracia se extiende a todos los ámbitos.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – Los referendos de Hitler, Franco y Puigdemont

Los nacionalistas catalanes, con su agotador empeño en imponernos un referéndum separatista, han logrado que una mayoría identifique referéndum con democracia. Oponerse a su referéndum es ser un facha antidemócrata. La incapacidad para contrarrestar una falacia tan corrosiva ha dado alas a los independentistas que no cesan de repetir que el 80% de los catalanes exige ese referéndum. La torpeza del Gobierno y de los demócratas para desmontar este falso argumento, legitimador del proyecto secesionista, es una prueba de la indigencia intelectual y la incapacidad moral y política de la mayoría de nuestros dirigentes.

¿Es tan difícil demostrar que el referéndum no es en sí mismo ningún instrumento democrático, que los referendos no son ninguna prueba de democracia, que han sido usados por todos los dictadores para legitimar su poder (Hitler, Franco, Pinochet, Castro…), que para ser aceptables han de cumplir una serie de requisitos democráticos previamente reconocidos y que no existe, por tanto, ningún «derecho al referéndum»?

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Charo Cañete: “Si el PSOE cree ahora que España es una nación de naciones, le posiciona en el lado separatista”

María del Rosario Cañete Aguado, Charo para los amigos, es abogada y portavoz en el País Vasco del partido de centro izquierda CINC (Centro Izquierda Nacional). Fue quien redactó el escrito ante la Delegación del Gobierno para impedir que Carles Puigdemont utilizara la sede del Ayuntamiento de Madrid y justificase su premeditado golpe de Estado contra España. Es una mujer de izquierda, que se siente española y que ha destacado por su lucha antinacionalista en un lugar como el País Vasco.

Charo contempla con estupor cómo el PSOE ha dejado de representar los intereses de la izquierda moderada y se entrega, paulatinamente, a los brazos de nacionalistas y a la izquierda radical.

Para leer la entrevista haga click aquí

/ In noticia / By Antonio Robles / Comentarios desactivados en Charo Cañete: “Si el PSOE cree ahora que España es una nación de naciones, le posiciona en el lado separatista”

Santiago Trancón, del CINC: ‘Es imprescindible aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña’

Madrid.- Filólogo, profesor, escritor y uno de los fundadores del Centro Izquierda Nacional (CINC), Santiago Trancón concede una entrevista a La Voz Libre en la que habla de la situación en Cataluña, de la urgencia de aplicar el artículo 155 y, por tanto, suspender la autonomía de la comunidad catalana, de los objetivos de su partido o de cuál sería la solución para frenar al separatismo.

Lea la entrevista haciendo click aquí

Santiago Trancón – El estado del golpe de Estado

Los menos jóvenes tenemos en la cabeza el modelo Tejero de golpe de Estado: un acto de fuerza súbito, urdido mediante conspiraciones secretas, que trata de tomar el poder y subvertir el orden legal establecido. Si no triunfa, los cabecillas van a la cárcel, son condenados a largas penas o directamente ejecutados. Los golpistas asumen el riesgo, saben lo que se juegan. El otro modelo de golpe de Estado es el catalán, que se lleva a cabo desde las instituciones y que ejemplariza la imagen de Companys en el balcón de la plaza San Jaime proclamando el Estado Catalán en el 34.

Ambos modelos enfatizan el momento decisivo en que se expresa públicamente la voluntad de cambiar el orden legal establecido por otro que está por establecer y que se impondrá por la fuerza de los hechos. La diferencia está en que el modelo Tejero es abiertamente subversivo y no duda en usar la violencia para tomar el poder, mientras que el catalán parte de una toma previa de las instituciones y se presenta luego como la consecuencia natural de la voluntad del pueblo. No usa la violencia física, sino una violencia institucional, verbal, psicológica, de control de la opinión mediante la propaganda, la amenaza, la imposición, la detentación del poder.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – Verdades de mentira en TV3

TV3 acaba de abordar el fenómeno de la posverdad, es decir, la difusión y manipulación de informaciones falsas como si fueran verdaderas creando una inseguridad cognitiva corrosiva. En ella, la verdad y la mentira dejan de tener referencias inmediatas con los hechos comprobables y pierden su función. La irrupción de las RRSS y la creciente frivolización de los medios audiovisuales han sido el caldo de cultivo y el medio para hacerlas virales.

No hay mayor impostura que la indecencia vestida de virtud. Y TV3 la ha mostrado al desnudo con la emisión del programa Veritats de mentida. Pareciera que el análisis y la crítica dedicados a las falsas noticias, a las verdades engañosas, medias verdades o verdades de mentira no fueran con TV3 o con la Cataluña nacionalista. Eso sí, como hay que demostrar neutralidad en la información, la simulan con la aparición fugaz de Pujol y su mujer en la portada del programa. Visto y no visto, y después de ellos, impunidad. Así se justificaba el vaciado total de las posverdades del espacio catalán de comunicación que han sido y son claves para construir el imaginario independentista.

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Antonio Robles – España se mira en el espejo de la adolescencia

¿Estamos asistiendo a una revolución generacional de la sociedad? ¿Quizás a una involución?

La militancia de base del PSOE (sus hijos, según Josep Borrell), han matado al padre. Nunca antes el aparato del PSOE (expresidentes, barones territoriales y medios afines incluidos), fueron desautorizados de forma más diáfana.

Ya tenemos un partido más dirigido por un adolescente en guerra contra sus padres. Y ya son tres, de cuatro. En la izquierda populista, Pablo Iglesias; en el centro, Albert Rivera (Cs); y en el centro Izquierda plurinacional, Pedro Sánchez (PSOE).

Es casi biológico, hay una etapa de la vida en todo ser humano donde su socialización pasa por la confrontación con sus ascendentes para afirmar su personalidad aún en formación. La acompañan de aspavientos y desplantes, como si fuera el primer ser humano en descubrir la luz. Adanismo inevitable. Suele acarrear quebrantos y disgustos a sus mayores, para pasar a reintegrarse en el regazo familiar en cuanto se ha creado un lugar emocional y material en el mundo. Como si hubiera entendido al fin, que no se puede estar eternamente en guerra con el mundo, porque no es el mundo, sino uno mismo, que viene defectuoso de fábrica.

Este tipo de adolescentes, a menudo consentidos, llevan mal el rigor del esfuerzo y la coherencia. Para eso ya están los padres. Ellos han venido al mundo a disfrutar y despotricar. Y si hay que girar como una veleta para ponerse al sol que más calienta, se cambia el fondo de pantalla de una bandera más grande que las que lucía Obama y se cuelgan 17 con subtítulos de nación de naciones. Un alegato a las bases por conveniencia, y a vivir, que son dos días. Al fin y al cabo, ¿quién se acuerda de la destitución de Tomás Gómez mano militari con mayor arbitrariedad que la suya por la Gestora?

Para leer el resto del artículo haga click aquí

Santiago Trancón – A propósito del despropósito de la Hispanic Society

Aprovechando que el Pisuerga de la Hispanic Society pasa estos días por Madrid, quisiera desahogarme un poco y, como dijo Calderón por boca de Segismundo, «sacar de mi pecho, un Etna hecho, pedazos del corazón». Pocas cosas me enfurecen tanto como el comprobar la destrucción de nuestro patrimonio artístico y arquitectónico, un fenómeno que viene de lejos, pero que sigue hoy, como prueba, por ejemplo, la destrucción de Lancia, denunciada una y otra vez por la asociación Pro Monumenta.

Sobre la Society ya ha escrito aquí un excelente artículo Julio Llamazares, que sitúa el asunto en su lugar y justo término: el del saqueo y el latrocinio, como bien le explicó Erik el Belga en persona. Entre la rapiña que el magnate Huntington, fundador de la Society (una sociedad privada), llevó a cabo con aparente legalidad, pero con total impunidad y alevosía, señala Llamazares, «47 sitiales procedentes del monasterio de Carracedo, en el Bierzo, dos esculturas de plata del orfebre leonés Juan de Arfe, así como una preciosa talla cacabelense de San Martín o monedas con el sello de la primera reina peninsular que acuñó moneda, la célebre doña Urraca».

Para leer el resto del artículo haga click aquí